¡TERRIBLE LUTO FINAL! HACE MINUTOS La MUERTE Llega a Casa de la MADRE de Nacho Palau Lola Medina y Fallece a los 76 años víctima de un cáncer

El exmarido de Miguel Bosé ha comunicado el fallecimiento de Lola Medina a través de su perfil de Instagram.

Cuando parecía imposible que las nubes de este calendario fueran más oscuras que las del pasado año, Nacho Palau ve llover con más fuerza desde su ventana. El escultor, exmarido de Miguel Bosé, sufrió una recaída durante el último verano del cáncer de pulmón que le había sido diagnosticado, inicialmente, en agosto de 2022.

Sí este anuncio lo dio a finales de noviembre, a principios de diciembre vio cómo su madre, Lola Medina, era ingresada de urgencia tras haber quedado paralítica. Ahora, con una emotiva y breve carta, se despide de ella y comunica su fallecimiento.

“Descansa en paz y gracias por haber sido la mejor mamá del mundo. No puedo estar más orgulloso, y agradecido”. Ha escrito en el pie de foto de una publicación de Instagram, bajo una imagen de su progenitora y, de fondo, Wonderful World, de Sam Cooke.

Los comentarios han creado una laguna de pequeños homenajes en forma de pésame. “¡No me lo puedo creer! Un abrazo enorme”, escribe Marta Riesco; “lo siento muchísimo.

Tu madre era y es maravilloso”, lamenta María Patiño, parecido mensaje redacta Asraf Beno: “Lo siento mucho Nacho, mucha fuerza”. No faltan los emoticonos de corazones rotos entremezclados con sinceros “descanse en paz”.

Fue la propia Lola Medina quien confesó su situación. Lo hizo en Pronto, detallando que habían aparecido unos graves problemas de movilidad a consecuencia de la radiación del tratamiento que tuvo por su cáncer de pulmón. “Aguantando lo que cae”, expresaba entonces, sincera y directa. “Yo quiero volver a andar. Ya veremos si lo consigo”.

De hecho, sembró la incertidumbre sobre su estado de salud al asegurar que los médicos no sabían a ciencia cierta qué es lo que le había ocurrido, y de dónde nacían los nuevos problemas que manifestaban sus extremidades. “Los médicos no lo saben. Esto nos ha pasado a otra mujer y a mí, las dos estamos igual”.

Ya dejaba caer que su única alternativa era una residencia porque dependía de ayuda constante para cumplir funciones cotidianas.

“Mi hijo Nacho tiene que cuidar a mis nietos y mi hija a su niña e ir al trabajo. No pueden estar pendientes de mí. Necesito ayuda para todo, porque no me puedo valer por mí misma”, explicaba.