“TERELU DESATADA, AÚN ME SIENTO JOVEN” Terelu Campos se COME LA BOCA con un desconocido en la segunda parte de ‘SÁLVESE QUIEN PUEDA’: “Quiero más”

Ya han pasado seis meses desde que ‘Sálvame’ desapareció de la programación de Telecinco. La nueva dirección de Mediaset cambió radicalmente la línea editorial del grupo de comunicación, por lo que tomaron la decisión de eliminar fulminantemente el programa de prensa rosa.

Con su cancelación, muchos pensaban que los colaboradores del formato presentado por Jorge Javier Vázquez se iban a quedar en el paro; sin embargo, se equivocaban.

Y es que, a los días de anunciarse la suspensión definitiva del programa, Netflix anunciaba el estreno de un reality, ‘Sálvese quien pueda’, que contaría con los tertulianos más carismáticos del espacio: Belén Esteban, Kiko Hernández, Kiko Matamoros, Chelo García-Cortés, Lydia Lozano, Terelu Campos, María Patiño y Víctor Sandoval. Una aventura donde estos contertulios viajan al otro lado del charco en busca de trabajo.

Terelu: “Quiero más”

La primera temporada de la serie ha sido todo un éxito en la plataforma de streaming líder y la acogida ha sorprendido hasta los mismos directivos de Netflix. Risas, discusiones y mucho entretenimiento donde los colaboradores han sacado toda su esencia. Por ello, ante las grandes visualizaciones que ha tenido, la empresa ha acelerado el estreno de la segunda secuencia de capítulos.

Una temporada que llegará al catálogo el próximo 1 de febrero. Y si en la anterior temporada la liaron en Miami, esta vez toda su experiencia se desarrollará en México. Para promocionar esta nueva parte, Netflix ha lanzado un tráiler que no tiene desperdicio: lucha libre, Belén siendo Belén, broncas, fiesta, la esencia de Lydia, visitas a programas de televisión…

En cambio, hay una cosa que ha llamado la atención de todos: el apasionado beso de Terelu Campos a un misterioso hombre. “Quiero más”, dice la hija de María Teresa Campos. Como era de esperar, la acción ha dejado multitud de comentarios que no dan crédito a lo que habían visto: “¡Dios santísimo! Viene fuerte la segunda temporada”, “qué nerviosa me he puesto”, “la mejor noticia que me podían dar”, “me desmayo”.